Como ser la opcion preferente para las Empresas

A la hora de reclutar y seleccionar jóves profesionales cualificados, las empresas españolas dan cada vez más prioridad, y muchas veces por encima de una formación específica, a diversos aspectos que pueden llegar a ser determinantes a la hora de incorporar al joven candidato a su plantilla: los conocimientos de idiomas y de informática, la experiencia preprofesional adquirida a través de las prácticas en empresa o prácticas externas durante los estudios, la movilidad y, sobre todo, a una conjunto de capacidades, habilidades y competencias personales.

El candidado DIEZ que buscan las empresas españolas debe tener en su Currículum:

  • Conocimientos de al menos un idioma extranjero, preferentemente ingles - el 93.1% de las empresas lo exigen- seguido del francés ( 20,7%), del portugues (10,3%) y el alemán (3,4%)
  • Conocimientos de Informática. Hace tiempo que ya no se cuestiona la necesidad de dominar el manejo de las diferentes herramientas informáticas más habituales. Actualmente, el 89,7% de las emresas exigen estos conocimientos a sus candidatos.
  • La realización de prácticas en empresa, es otro de los factores cada vez más valorados por las empresas. Una experiencia previa de empresa puede ser la mejor garantía para acceder a un puesto de trabajo. un 89,7% de las empresas hacen una valoración positiva de las prácticas de sus candidatos desarrolladas en los últimos cursos de sus respectivas carreras universitarias, especialmente valoradas las realizadas en otras emrpesas del mismo sector, seguidas por las desarrolladas en el extrajero o en la misma empresa.
  • La movilidad de los candidatos es otro aspecto sobre el que se pronuncian las empresas, en el caso de los titulados universitarios, un 51,7% del as empresas manifiesta la necesidad de movildiad de sus futuros empleados: un 51,7% exige la posibilidad de residir fuera de la localidad de origen y un 3,4% requiere disponibilidad para realizar viajes frecuentes.
  • Las habilidades sociales y cualidades personales ( las llamadas competencias), son hoy valoradas por un 97% de las empresas a la hora de seleccionar a jóvenes profesionales para formar parte de sus plantillas. Entre todas destacan de manera sobresaliente en los primeros puestos la capacidad para trabajar en equipo, responsabilidad, proactividad, capacidad de análisis y síntesis y resolución de problemas.