DISEÑO Y CONSTRUCCION DE UNA PUERTA DE GARAJE AUTOMATIZADA

La puerta tiene que cumplir los mismos requerimientos de funcionamiento que las puerta reales en cuanto a forma de apertura mediante un pulsador y detección de obstáculos en su trayectoria mediante sensores de presencia.

Puerta de garaje corredera, fabricada con chapas de aluminio, con movimiento 

horizontal  a través de una correa y un motor.

La apertura y cierre de la puerta está controlado por un sistema eléctrico elaborado con 

tres relés, y un cuarto relé que acciona el semáforo, que indica si la puerta se está 

abriendo o cerrando.

El sistema dispone de un interruptor general, que le permite ser alimentado o no, y dos 

pulsadores; uno de apertura y otro de cierre.

Cuenta con dos dispositivos de final de carrera, que se activan cuando la puerta está 

totalmente abierta o cerrada.

El sensor de infrarrojos, es de elaboración propia. Cuando el sistema percibe un 

obstáculo se activa, impidiendo el cierre total de la puerta. Esta se vuelve a abrir 

esperando nueva orden del usuario, ya sea de apertura o de cierre.

Además, cuando el sensor detecta la presencia de cualquier obstáculo, emite un sonido 

de aviso. Esta idea podría ser de gran utilidad en este tipo de estructuras para advertir de 

cualquier presencia en el recorrido de la puerta y evitar accidentes innecesarios.

Este sitio web hace uso de cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.