Derivas de Ciudad, Cartografías imposibles

fecha
30 de enero de 2013
comparte

Derivas de ciudad, cartografías imposibles, se plantea como un recorrido por algunos de los trabajos de Esther Pizarro que aluden al concepto de ciudad, entendido como idea global de construcción y de praxis autobiográfica. Pero es, sin duda, la pieza central de esta muestra, Mapas de movilidad: Patronando Madrid, la que reúne las características fundamentales de su trabajo y ha sido producida específicamente para esta exposición. Esther Pizarro construye un gran mapa, en el que se cruzan multitud de líneas que representan las geografías cotidianas de cien ciudadanos anónimos y junto a él, se muestran las fichas de los registros para llevar a cabo cada uno de estos recorridos. El resultado, es esta enorme instalación que muestra estas rutas imposibles, estos mapas de irrealidad. Que evidencian cómo el epicentro de su trabajo se ha desplazado de la experiencia propia y subjetiva a la colectiva.

 

Derivas de ciudad, cartografías imposibles, es una reflexión, ya no sólo sobre la cartografía de un lugar sino, sobre cómo habitarla y el modo en que nos apropiamos de sus rutas y paseos, o quizá de cómo se apropia ella de nosotros. Laberintos; refugios; relieves psicogeográficos o nudos viales sobre instalaciones, esculturas o dibujos realizados con látex, aluminio, plomo, madera, hierro o hilo para repensar, incluso, el lugar que habitamos.

 

Tania Pardo

fecha
30 de enero de 2013
comparte