Lázarus

Nuestro Proyecto PBES está destinado a facilitar la vida a personas con 

la movilidad reducida, que precisan de una silla de ruedas para su 

desplazamiento. Es un medio de facilitar las delicadas transiciones hasta o 

desde la silla de ruedas para cualquier persona, con independencia del grado 

y origen de esa dificultad, sea una discapacidad, enfermedad, periodo de 

rehabilitación o simplemente edad.

A grandes rasgos, se trata de una grúa-elevador que actúa sobre la silla 

de ruedas, permitiendo levantar y sentar, con delicadeza, seguridad y rapidez a 

cualquier persona.

La idea inicial surge de la observación sobre lo difícil que puede llegar a 

ser levantar a un familiar de su silla y los problemas que conlleva sentarla, 

consecuencia de directa de una enfermedad que afecta a la movilidad sumada 

a los efectos secundarios de tratamientos farmacológicos que afectan al 

equilibrio. 

Por otra parte, los problemas de movilidad se suman en ocasiones a los 

de sobrepeso, lo que puede repercutir gravemente en la salud del cuidador, 

que debe forzar su musculatura y hacer grandes esfuerzos para no perder el 

equilibrio mientras sostiene a la persona a la que ayuda. Como punto final de la 

problemática, el lugar óptimo para colocarse frente a la silla es muy concreto, 

lo que incrementa exponencialmente las posibilidades de que el paciente se 

El objetivo Lázarus, no es otro que facilitar los movimientos del cuidador 

y así evitar lastimar a la persona que precise la silla al agarrarle y evitar caídas 

al suelo o golpes al dejarle caer sobre la silla. El artilugio además puede 

destinarse a ayudar a un paciente que ha sufrido una lesión de gravedad en el 

tren inferior y que durante el periodo de rehabilitación, no tiene la fuerza 

necesaria para erguirse autónomamente, pero sí para tenerse en pie y 

comenzar a caminar.

El elevador tiene dos funciones principales: levantar y bajar una silla de 

ruedas.

Para ejecutar la primera, inclina la silla de ruedas hasta el ángulo 

deseado, enganchando la silla por las asas de la misma, que se encuentran en 

la parte posterior. De esta manera, la persona que levanta al paciente tiene que 

hacer menos fuerza en la arrancada del esfuerzo, lo que será mejor para su 

salud y evitará que puedan caer los dos hacia detrás.

La segunda función es la análoga, es decir, sostener la silla inclinada 

para evitar que el paciente tenga que ser dejado caer en lugar de ser apoyado 

sobre la silla. Al no haber que hacer tanta fuerza como la que sería necesaria 

para retener su cuerpo hasta que esté sentado con la silla paralela al suelo y 

tener mayor capacidad de maniobra, se evita que el enfermo se clave las asas 

de la silla. Tras haber dejado al paciente correctamente sentado, la grúa 

colocará la silla en la posición normal, amortiguando la caída y evitando otro 

posible accidente.

Además Lázarus es un dispositivo versátil, capaz también de realizar 

otras funciones secundarias tales como inclinar camas de hospital, alzar por 

completo una silla de ruedas para realizar trabajos de mantenimiento de forma 

rápida y sencilla o facilitar el aseo de la persona que en ella se sienta.

Gracias a Lázarus, la persona que ayuda al discapacitado no tiene que 

ser voluminosa ni fuerte, ampliándose el abanico de posibilidades a la hora de 

cuadrar horarios de los responsables de su atención, para que esté siempre 

acompañado de alguien que fuera capaz de moverle. También, gracias al 

elevador, el discapacitado tiene mayor libertad, siendo más autónomo.

El proyecto PBES Lázarus, es una futura herramienta que facilitará la 

vida de todas aquellas personas que, de manera permanente o temporal, han 

visto mermadas su capacidad de movimiento y autonomía debido a una 

discapacidad o enfermedad. Será un elemento de ayuda en el hogar, centros 

de rehabilitación, clínicas de fisioterapia y hospitales.