Por qué es necesario hacer un MBA especializado

fecha
19 de septiembre de 2016
etiquetas
comparte

Marta Dampierre Garralón es directora del Máster de Gestión de la Edificación y la Construcción-MBA Construction Management de nuestra Escuela. 

En Linkedin ha abierto conversación con un artículo que te traemos a la web, por el interés que puede suscitar y donde explica, desde el punto de vista de la Universidad, cómo surge la necesidad de crear formación de gestión empresarial especializada para cada sector.

Te dejamos con el artículo:

Por qué es necesario hacer un MBA

La actual situación económica obliga a los profesionales a tener una formación cada vez más extensa en gestión empresarial. La competitividad de las empresas depende de las habilidades de sus directivos en relación a todas las competencias que deben desarrollar en un entorno continuamente cambiante.

Las organizaciones nos están pidiendo proactividad y emprendimiento, creatividad y capacidad de adaptación a diferentes necesidades laborales y a diferentes mercados. Aspectos como cuáles van a ser las estrategias de nuestra empresa, cómo vamos a financiar cada proyecto, cuál es el ámbito jurídico en el que nos movemos, o cuál va a ser la estrategia comercial tienen actualmente la misma importancia que la dirección operativa del proceso productivo. 

Porque, ¿de qué nos sirve conocer un proceso si no tenemos claro hacia dónde vamos?, ¿con qué fuentes de financiación contamos o cómo descubrir desviaciones en nuestros procesos? O, ¿cómo podemos rentabilizar una organización sin conocer cómo debe actuar un líder que tiene empleados multidisciplinares, o lo que es lo mismo, cómo conseguir combinar los objetivos de la empresa con los objetivos profesionales personales de sus empleados?.

Todas estas competencias se adquieren desde la propia experiencia en el desarrollo de la profesión, pero también con una formación que te aporte las herramientas necesarias para entender estrategias, finanzas, habilidades directivas, marketing, etc, 

Por último y más importante, la globalización de los mercados hace imprescindible tener conocimientos sobre el funcionamiento de los diferentes mercados, las claves políticas y económicas necesarias para la internacionalización de los negocios y los procesos de expansión de las empresas.

Por qué especializado

Hasta hace no muchos años, los profesionales de carácter técnico, como ingenieros y/o arquitectos, se formaban en escuelas de negocio para poder acceder a puestos de responsabilidad, dado que sus conocimientos técnicos no incluían aspectos de gestión empresarial imprescindibles para la gestión de cualquier actividad.

La eficiencia de esta formación disminuía por la sencilla razón de que los estudiantes en ocasiones tenían que invertir más tiempo en entender el tipo de actividad que se le planteaba, que la propia gestión. Esto nos llevó a la siguiente reflexión, ¿Y si los conocimientos teóricos los aplicamos a casos prácticos de nuestro sector de actividad? ¿Y si no tenemos que enseñar a los alumnos los procesos, las actividades, los recursos… y pasamos directamente a lo que verdaderamente nos interesa de la Administración de empresa?

En este marco surgen los MBA Específicos o Sectoriales. Esto no implica que el alumno no llegue a la preparación necesaria para gestionar cualquier empresa; lo que implica es que el aprendizaje es mucho más eficaz. El ingeniero y/o arquitecto no necesita que le enseñen la parte técnica de los procesos, porque ya la conoce. No tiene que analizar los diferentes puestos de trabajo de su negocio, no tiene que aprender cuáles son las actividades que se realizan en el proceso ni el orden que llevan. Todas esas cuestiones están incluidas en su propia formación académica. 

Lo que necesita es saber cómo ordenar todo eso que sabe, desde el punto de vista de la gestión empresarial. Cómo abordar la posibilidad de crear su propio negocio, o cómo liderar equipos multidisciplinares y multiculturales, por ejemplo.

Y todo esto enmarcado en un entorno global, en el que ya no tiene sentido hablar de un país ni de una única cultura. El profesional del siglo XXI tiene que estar capacitado para abordar proyectos en otros países, en consorcios internacionales y con personas de todas las culturas y nacionalidades.

 

fecha
19 de septiembre de 2016
etiquetas
comparte
Este sitio web hace uso de cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.