Club GraphicaLab

Somos un grupo de alumnos interesados en optimizar el diseño gráfico de sus aplicaciones –el club está abierto a todas las titulaciones. La iniciativa parte del CFGS Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y están acompañados por su profesor de Desarrollo de Interfaces Ernesto Ramiro.

¿Qué objetivos nos mueven?

Programmers can Design. Los programadores pueden y además quieren participar en el proceso de diseño gráfico de sus aplicaciones. Sólo necesitan unas pocas herramientas y algunas habilidades. En este club de diseño gráfico para programadores buscamos la creación de un espacio de encuentro dónde trabajar esas habilidades utilizando herramientas de diseño gráfico OpenSource, porque hacemos nuestra la idea de que las herramientas generan prácticas y las prácticas generan herramientas. El club se entiende como un laboratorio de diseño dónde realizar trabajos de comunicación gráfica y multimedia, branding... elaborando logos, iconos, assets y todo tipo de elementos gráficos que serán utilizados en dispositivos multimedia implementados sobre aplicaciones para escritorio, web, móviles o tablets. El club se plantea además la sinergia con otros clubs así como la devolución de activos al ecosistema académico proporcionando sus servicios para el desarrollo de proyectos tecnológicos (integradores, transversales entre titulaciones...) que precisen de elementos gráficos para su implementación.

¿Qué estamos haciendo?

Hasta el momento el club ha programado una serie de talleres de diseño gráfico con herramientas libres invitando a profesionales del sector gráfico como el estudio de diseño GraficaLiebre. Hemos programado también otros talleres como el de retrazado de retratos para crear avatares personalizados y hemos subido nuestros trabajos a Wikimedia Commons.

Porque creemos que en el Procomún.

Y porque creemos en los espacios abiertos y colaborativos. Así que te animamos a sumarte al club vengas de dónde vengas, programes o no pero en cualquier caso sabiendo como sabes que una imagen vale más que mil palabras cuando hay un club de gráfica detrás.